24 febrero, 2021

Irregularidades en nacionalización a extranjeros

Spread the love
http://www.soledad-atlantico.gov.co/https://ht24.com.co/wp-content/uploads/2021/01/Marca-Horizontal_Alcaldia-de-Soledad-2.png

Escandalo; la Registraduría de Soledad  ubica a los migrantes, según sus apellidos, “un progenitor colombiano”.

“La plata lo resuelve todo”. Con esa frase convencional Andrés resume cómo, dentro poco, podrá inaugurar su propio negocio con tan solo dos años de haber llegado a Barranquilla proveniente de Venezuela, un país donde la situación política, económica y social se agudiza cada día más.

Las carencias que traen consigo esa población migrante (de la cual se estima hay en el país 1.731.017), los ha hecho presa fácil de quienes buscan lucrarse de sus necesidades, escenario que solo exacerba aún más el riesgo al que están expuestos y que demuestra lo vulnerable que pueden ser si no se les garantizan sus derechos.

Andrés, quien tiene unos 30 años, es manicurista y peluquero, un oficio que aprendió en su natal Caracas, donde realizó –según cuenta– “varios estudios” relacionados con el negocio de la belleza, la estética y la imagen personal.

El hombre, al tiempo que conversa, realiza una pedicura a una cliente. Lo hace a domicilio, pues –afirma– de esa forma, en los últimos meses, “le ha ido mejor” y ha podido realizar unos ahorros que lo han ayudado a acceder a un microcrédito en una entidad bancaria.

“Al llegar a Barranquilla vi que las oportunidades para mi eran grandes, las mujeres me buscaban en la peluquería donde trabajaba para que les hiciera los arreglos. Esto me dio la idea de poder tener mi propia peluquería, pero al no ser colombiano los tramites serían mucho más complicados y hasta demorados”, comenta el hombre al tiempo que agita y destapa un pintaúñas.

En medio de la conversación, el hombre dice con entusiasmo “que las vueltas bien finas” en este país “se logran con dinero y un poquito de fe”, haciendo referencia al “golpe de suerte” que lo llevó a resolver su situación migratoria en Colombia.

“Hace como cuatro meses, en medio del revuelo del virus, me contactaron con una mujer en la Registraduría en Soledad. La señora es muy seria en lo que hace. Ella sabe cómo es el manejo y cuáles son los requisitos y papeleos. Eso se da siempre y cuando haya plata, ese mal necesario que lo resuelve todo”, dice el hombre.

“El pago es en dos partidas”

Andrés señala que contactó a la señora y le manifestó lo que realmente quería hacer. Entre otras, le contó que quería montar una peluquería y para ello debía acceder a créditos bancarios.

“La mujer que contacté me dijo que había llegado a las mejores manos. Que todo el trámite que iba a hacer tendría un costo de $1.200.000 y debía pagarlo en dos partidas, la primera parte sería al iniciar los papeleos y la segunda parte al finalizar el proceso”, manifiesta Andrés.

Fue así como la supuesta funcionaria le pidió la partida de nacimiento venezolana original y apostillada, además del dinero. También le dijo al interesado que en 15 días le daría respuestas y procedió a explicarle lo que haría con el documento.

“La mujer de inmediato miró mi apellido y dijo que sería más fácil hacer el proceso, el cual consistía en lo siguiente: ella buscaría dentro de los archivos de la Registraduría a una persona que, por su edad, pudiese ser mi mamá o mi papá; entonces, ella haría un registro civil donde pondría a esa persona como uno de mis progenitores; una vez teniendo ese documento yo sería automáticamente colombiano y podría acceder a la cedula. Ya por ese otro documento debía pagar otro monto, fueron $500.000”, detalla Andrés.

Es decir, que si algún venezolano de apellido Ramírez contacta a la supuesta funcionara, ella buscaría a un hombre o a una mujer con ese apellido y lo haría pasar como su padre o madre para hacer todo el trámite amparado en el artículo 96 de la Constitución Política, pues este establece que son nacionales colombianos “los hijos de padre o madre colombianos que hubieren nacido en tierra extranjera y luego se domiciliaren en territorio colombiano o registraren en una oficina consular de la República”.

Según datos de la Registraduría, en el país desde el 1 de enero de 2015 hasta finales de 2019, al menos, 14.652 personas nacidas en Venezuela, y que alguno de los padres es colombiano, se les expidió cédula de ciudadanía por primera vez; es decir, que tramitaron el registro civil en Colombia.

Visas y créditos

El hombre afirma que no tiene familia colombiana con la que hubiese podido realizar más “expedito” el proceso de nacionalización. “Varios de los que ya han hecho el proceso, me dijo la señora,  tienen tíos o primos nacidos acá y eso hacía, más barato y fácil todo el trámite”.

Pero Andrés, al desconocer “el trabajo” de la supuesta funcionaria, le pidió algún tipo de garantía para poder acceder a sus servicios; fue entonces cuando –según relata– la mujer le comentó que el procedimiento lo había realizado “a más de 10 personas tan solo en este año”.

“Ella me mostró registros de otras personas y, de hecho, me aseguró que ya algunos habían podido sacar pasaportes y hasta habían tramitado y obtenido la visa americana, por supuesto que me aseguró que otros habían obtenido créditos bancarios, que era lo que yo estaba buscando”, asegura el hombre.

Frente a la pregunta del por qué no había hecho el trámite en Migración Colombiael hombre afirma que en esa entidad “la cosa está peor”. “Igual debía pagar para que me ayudaran a tramitar una visa de residencia en el país; entonces, era mejor apostarle a algo más alto”.

La supuesta funcionaria le comentó a Andrés que muchas veces los trámites “tomaban algún tiempo”, mientras se conseguía a una persona con el mismo apellido.

El hombre en la actualidad solo está a la espera de que le hagan “unos retoques” al local que adquirió para poder inaugurarlo, pero su historia es solo una de las decenas que a diario, por desconocer la norma y movidas por la desesperación, caen en las garras de quienes solo buscan obtener dinero y pierden de vista las implicaciones legales que pueda desencadenar esa actuación.

Implicación jurídica

El abogado Camilo Burbano señaló que de demostrarse las presuntas irregularidades, se estarían configurando dos delitos con la nacionalidad de extranjeros.

El primero guarda relación con el artículo 238 del Código Penal,  “El que suprima o altere el estado civil de una persona, o haga inscribir en el registro civil a una persona que no es su hijo o que no existe, incurrirá en prisión de 16 a noventa 90 meses”.

Ahora, si el funcionario está al tanto de lo que está haciendo estaría incurriendo en el delito de falsedad ideológica en documento público. “El servidor público que en ejercicio de sus funciones, consigne una falsedad o calle total o parcialmente la verdad, incurrirá en prisión 64 a 144  meses”  y será inhabilitado por un lapso de 80 a 180 meses.

Las indagaciones por irregularidades en la nacionalización de migrantes

En noviembre de 2016, durante un operativo de Migración Colombia, la Fiscalía y el CTI fueron capturados en el Atlántico a cinco registradores y dos exregistradores que, presuntamente, hacían parte de una red dedicada a expedir documentos a extranjeros ilegales.

El registrador nacional de ese entonces, Juan Carlos Galindo, aseguró que la mayoría de los extranjeros beneficiados habían sido cubanos, venezolanos, libaneses, chinos y lituanos, quienes en dos horas obtenían identidades como colombianos. Los detenidos afrontan cargos por tráfico de migrantes, cohecho, prevaricato por acción, falsedad en documento público y concierto para delinquir.

En junio de 2019, la Registraduría aseguró que realizó una serie de auditorías internas en el Atlántico, que llevaron a la anulación de 118 registros de extranjeros por irregularidades en los trámites. Por otra parte, el procedimiento correcto para realizar el trámite está contenido en el Decreto 356 del 3 de marzo de 2017, emitido por el Ministerio de Justicia. En dicho decreto se establecieron los pasos que se deben cumplir para la efectiva inscripción extemporánea del registro civil de nacimiento de hijos de colombianos nacidos en el exterior. Para ello hay que presentar el registro civil de nacimiento expedido en el extranjero, apostillado.

Según Migración Colombia, hay otras opciones para los extranjeros que desean residir legalmente en el país. Está la cédula de extranjería que solo se expide para quien posea una visa superior a 3 meses y lo faculta para aquello que esté definido dentro de la visa; por ejemplo, trabajo, inversión, salud, etc.

EL HERALDO.