1 marzo, 2021

Cayó la banda ‘Las Águilas’, que estafó a más de 100 empresas a nombre de la Fuerza Aérea

Spread the love
http://www.soledad-atlantico.gov.co/https://ht24.com.co/wp-content/uploads/2021/01/Marca-Horizontal_Alcaldia-de-Soledad-2.png

Según el general Fernando Murillo, director de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fuerza Aérea colombiana y la Fiscalía General de la Nación se logró la desarticulación de una de las bandas de estafadores más importante de la que se tenga conocimiento, la cual logró recaudar en sus arcas cifras millonarias a costa de la ingenuidad de cientos de empresas en el país.

De acuerdo con la información oficial, su modus operandi consistía en suplantar a personal del área administrativa de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) quienes con documentación falsa le hacían creer a los empresarios que habían ganado una licitación y, por consiguiente, para cumplir con el negocio debían entregar la totalidad de los productos y esperar el pago 30 días después.

En medio de la rueda de prensa, el general Murillo indicó que el primer caso del que se tuvo conocimiento, fue en 2018, cuando funcionarios de la Fuerza aérea alertaron a investigadores de la DIJIN, acerca de un fraude en el que se estaba utilizando el buen nombre de su institución para embaucar a la gente.

Los investigadores lograron inducir que desde hace dos años, la banda ‘Las Águilas, llegaron a estafar a más de 100 empresas a nivel nacional, por un valor que sobrepasa los 5 mil millones de pesos, quedando algunas de estas en una etapa de insolvencia económica, y otras en bancarrota, debido a las pérdidas, que en varios de los casos habían sido adquiridas por medio de préstamos bancarios, entre los que se encuentran: productos alimenticios, electrodomésticos, tecnología, textiles, elementos del sector agropecuario, llantas, aceites, polietileno, eléctricos, ortopédicos, químicos, etc.

Tras realizar las respectivas investigaciones y obtener material probatorio investigadores dieron con la captura de 4 integrantes de la agrupación de delincuentes, entre los que se encuentran la pareja de hermanos Luis Alberto Guzmán Guzmán, alias ‘Subteniente Laura o Lulú’ y Pedro Andrés Guzmán Guzmán, alias ‘Coronel Gustavo Ramírez o Pedro’, líderes de la organización y los cerebros detrás de las estafas, teniendo en cuenta que cumplían la misión de realizar las labores de inteligencia para seleccionar las posibles víctimas, y además cumplían el rol de suplantar a oficiales de la FAC, simulando sus voces, con el fin de finiquitar los contratos con las empresas y así poder defraudarlas.

De igual manera fueron capturados Roberto Jiménez Díaz, alias ‘el viejo’, y Nelson Díaz Cárdenas, alias ‘Nelson’, quienes cumplían el rol de conductores, siendo los encargados de recoger la mercancía en las empresas víctimas, y realizar todo el trámite de la supuesta contratación.

“Durante el operativo, fueron incautados prendas de uso privativo de la Fuerza Aérea Colombiana, 6 millones de pesos en efectivo, 9 tarjetas de crédito y débito, 8 celulares y 1 cédula falsa”, informó el general Murillo.

Los capturados deberán responder por los delitos de estafa agravada, falsedad de documentos público y privado, falsedad personal, suplantación de sitios web para capturar datos personales y concierto para delinquir.

Testigo relató cómo fue víctima de ‘Las Águilas’ y su modus operandí.

“Para el día 21 de septiembre del 2020, recibimos una llamada telefónica de una persona que se hacía pasar por el coronel Gustavo Ramírez que era de la Fuerza Aérea, la llamada fue básicamente para invitarnos a una licitación de una menor cuantía para el suministro de un producto que es polietileno, con el cual nos indicaron que iban a hacer unas bolsas para distribución en las bases a nivel nacional”, relató la empresario que fue víctima de la estafa.

Asimismo, agregó que, “esta persona se identificó como coronel y dijo que iban hacer llegar a los correos electrónicos la respectiva investigación para que nosotros participaramos e hiciéramos llegar la respectiva cotización, al siguiente día envió por correo electrónico la cantidad que ellos solicitaron: fue de 24 toneladas aproximadamente y dentro del pliego que ellos enviaban, las condiciones era que el pago fuera a 30 días porque por el tema de la pandemia no estaban haciendo anticipos”. Confiados por lo que consideraron era un proceso serio, entregaron el producto sin pensar que se trataba de una red dedicada a estafar bajo esta modalidad.