13 abril, 2021

HT24

Portal de noticias de actualidad y entretenimiento dirigido desde Soledad Atlántico para el mundo entero

Caso Uribe: las similitudes e inconsistencias entre tres paramilitares, Diego Cadena y Ángela López

Spread the love
http://www.soledad-atlantico.gov.co/https://ht24.com.co/wp-content/uploads/2021/01/Marca-Horizontal_Alcaldia-de-Soledad-2.png

En la segunda entrega del expediente de Diego Cadena ante la Fiscalía, por parte de El Espectador y de Blu Radio, se encuentran testimonios del exabogado de Álvaro Uribe, Ángela López, abogada de alias Cesarín y de tres exparamilitares.

Ángela López ha sido abogada de varios exparamilitares, como fue el caso de alias ‘Cesarín’, uno de los cabecillas de la banda criminal la “Oficina”, entre otros miembros de los diferentes bloques del grupo armado.

López declaró, por primera vez, hasta el pasado 15 de febrero ante la Fiscalía General de la Nación. En su testimonio, que duró 51 minutos, contó que su relación con Diego Cadena, exabogado del expresidente Álvaro Uribe, se dio “por lambona. No más”. Esta abogada fue el puente de conexión entre Cadena y paramilitares.

Según la Fiscalía, los tres exparamilitares que visitó el Cadena, a mediados de 2018, fueron: Giovanny Alberto Cadavid Zapata, quien estuvo en el bloque Metro; Máximo Cuesta Valencia, alias Sinaí, quien asegura haber estado en las Águilas Negras, y Elmo José Mármol Torregrosa, alias el Poli, quien hizo parte del Bloque Central Bolívar.

Estas visitas están acreditadas por los registros del INPEC, a los que tuvo acceso la Corte Suprema. Además de Cadena, también estuvo Ángela López, quien fue la encargada de redactar las cartas en las que estos tres exparamilitares denunciaron supuestas presiones por parte del senador Iván Cepeda.

De acuerdo con el testimonio de López, había conocido a Diego Cadena por medio de alias Cesarín, quien era amigo de los tres paramilitares mencionados, quienes fueron los que la acercaron al caso Uribe ya que estos le contaron que, supuestamente, Iván Cepeda había hablado con ellos y, un abogado quien, según López no recuerda el nombre, le sugirió que se contactara con gente del Centro Democrático y le dio el teléfono de una de las sedes del partido.

Posteriormente, la abogada López recibió una llamada en la que le informaron que tenía una cita en un hotel en el norte de la Capital. En la indagatoria no dio información exacta de donde ni cuando fue su cita. También contó que se encontró con Fabián Rojas Puerta, exasesor de la Unidad de Trabajo Legislativo del exmandatario Uribe en el Congreso, quien, además, llegó en compañía de Diego Cadena. Según Rojas, llegó con Cadena porque él era el encargado de la parte jurídica de las declaraciones de los paramilitares.

Hasta el momento, ni Diego Cadena ni Ángela López han podido dar explicaciones claras y concisas sobre cómo terminaron reunidos después en Cómbita, cárcel de Boyacá, con los tres exparamilitares. Según Cadena, se encontraron por “coincidencia”, y según López, por hacerle un favor.

En lo que ambos sí concuerdan es que Cadena habló con los declarantes, es decir, con Cadavid Zapata, Cuesta Valencia y Mármol Torregrosa en la cárcel de Boyacá. “Después de que ellos hablan, me dice (Cadena): doctora, ¿me puede colaborar usted con que ellos le dicten y usted escriba para poder efectuar una diligencia?”, le dijo Ángela López a la Fiscalía.

Unos días después de la indagatoria de Ángela López, la Fiscalía habló con Cadavid Zapata, quien, primero, negó conocer a Cadena. Pero, luego reconoció que el abogado Cadena sí había estado ese día en la misma sala de visitas, pero que él nunca lo saludó, ni habló con él. Mientras que en el testimonio del exparamilitar Cuesta Valencia, le contó a los fiscales: “Nos saludó de mano: ‘Mucho gusto, soy Diego Cadena, abogado del expresidente Álvaro Uribe’”.

Otra de las diferencias entre los testimonios fue cómo apareció la abogada López y sobre su labor de escribir las declaraciones de los tres paramilitares. Según dice el artículo publicado por El Espectador, el fiscal le preguntó a Cuesta Valencia quién le dio papel y lápiz para que escribiera la declaración, y contestó: “La doctora misma, la abogada, entró con sus documentos. Cargaba unas hojas de bloc”. Cuando el fiscal hizo la misma pregunta a la abogada López, ella respondió que esos implementos se los dio “el doctor Cadena”. El fiscal contrapreguntó: “¿Iba preparado?”, a lo que ella agregó: “No sabría decirte”.

Por último, Mármol Torregrosa, no rindió declaración en la Fiscalía, pero Cadena reconoció que había escrito la carta firmada por este. Además, ni Cuesta Valencia ni Cadavid Zapata supieron explicar por qué dirigieron esas cartas a la Corte Suprema, ni quién se quedó con ellas luego. Mientras que, desde la versión de Cadena, quien se contradijo ya que afirmó que entregó esas declaraciones a Fabián Rojas, pero no fue sino hasta que le sacaron un memorial en papel membreteado cuando aceptó que él mismo las radicó en 2018, cuando finalmente aceptó su autoría.

Por estas razones para la Corte Suprema de Justicia fueron testimonios válidos ya que no había gran similitud entre ellos. Por esto, cuando la Fiscalía asumió el caso, también llamó a indagatoria a estos tres paramilitares y los dos abogados. Testimonios que siguen siendo incongruentes.